10 noviembre 2005

Muere un obrero de 18 años en su primer día de trabajo


Según el sindicato Comisiones Obreras, el accidente se produjo mientras el trabajador realizaba la tabaquería de un ascensor, y se cayó al foso de éste. CC.OO denuncia que ayer fue «el primer y último día que este joven fue a trabajar a una subcontrata, sin formación, sin información, sin medios y sin la experiencia necesaria para negarse a desarrollar el trabajo en estas condiciones y a 30 metros de altura».

Esta declaración del sindicato no lo puede sintetizar mejor. Su primer y único día de trabajo. Yo me pregunto sobre cuántos cadáveres de jóvenes como éste, de hombres a pocos meses de jubilarse después de toda una vida con el lomo doblado luciendo paredes, de inmigrantes añadiendo más cicatrices a una piel que aún enseñaba a todos sus recuerdos de valla, en definitiva, sobre cuántas vidas perdidas se asientan las cientos de millones de toneladas de ladrillo y hormigón con forma de casas, edificios, chalets, adosados, bungalows, fábricas e infrestructuras viarias (aún están calientes los 6 cuerpos agotados, secos de vida, de la obra de la autopista de Granada). Esas viviendas que construyen, algunos pagando con la vida, por un sueldo que ni en sueños les daría para comprar esas propias casas.

Descansa en paz, compañero.

|

enlaces a este post

Crear un enlace

Inicio