28 marzo 2006

Campaña "Amena: de pena"



En el anterior post os comentaba el problema que estoy teniendo con esta operadora, y que ya va para 4 meses. Al mismo tiempo, he ido preguntando a mis conocidos y he sondeado la blogosfera en busca de afectados por la pésima gestión del cliente por parte de esta compañía y he llegado a la conclusión que no somos pocos los que tenemos que dedicar tiempo y salud mental a solucionar los problemas que -en lugar de resolver- nos crea la empresa del Santa Claus verde.

Por eso, pongo a vuestra disposición este pequeño logo. Úsalo si:

- Tienes problemas con las portabilidades.
- Te hacen llamar a varios números diferentes para encontrar cualquier solución para que, cuando has llamado al correcto, te digan que 'no podemos hacer nada'.
- Te sientes impotente por no poder hablar jamás con un responsable de la compañía. Alguién que no sea la pobre operadora, que está atada de pies y manos.
- No entiendes las enrevesadas facturas que te envían, donde no aparecen claros los conceptos facturados.
- Cualquier otra razón que creas sinceramente que vulnera tus derechos como consumidor.

¿Cómo usarlo?
a) Puedes copiarlo a tu disco duro y luego subirlo a tu blog.
b) Puedes copiar el destino de la imagen y pegarlo en la casilla URL de "subir imágenes" en tu editor blog.
c) Puedes crear un post en el que expongas tu queja concreta e ilustrarlo con el logo siguiendo alguno de los pasos anteriores.
d) Si no te apetece escribir, puedes enlazar el logo hacia este post.

Aquí tienes los logos:



sigue leyendo...

12 marzo 2006

Mi (nefasta) experiencia con Amena


Una de las principales condiciones humanas es, sin duda, la gran capacidad para equivocarnos que tenemos. Podemos errar en muchas cosas, cada día, cada hora. Normalmente, se trata de pequeños fallos que podemos subsanar facilmente o que no tienen mayor importancia.
En este grupo, encontramos los típicos errores a la hora de elegir un regalo para un amigo, invitar a un restaurante argentino a tu cita, que es vegetariana, o echar gasoil al coche GTI de tu padre. Creer que pasarse a Amena desde cualquier otro operador es una buena idea es un descuido de este tipo. Es fácil de arreglar de la siguiente manera: no haciéndolo.
Sí ya lo has hecho, acabas de cometer un yerro de otro tipo, del grupo de las equivocaciones que se pagan, y no sólo con dinero, también con (mucho) tiempo, (mucha) paciencia y (buena parte de) tu salud mental. Yo lo cometí y ahora tengo menos dinero, menos reservas de paciencia y mi salud mental está peor.
Allá por diciembre vi una oferta irresistible:un Motorola V3 negro gratis por hacer una portabilidad a Amena. Aún así me lo pensé porque llevaba mucho tiempo con Vodafone, desde los tiempos de Airtel, y aunque tuve algún problemilla con ellos, mi percepción global de la compañía era bastante buena. Pero el V3 gratis pudo más y solicité la portabilidad a Amena en la tienda de esta compañía que ofertaba esa oportunidad, sita en C/ Pintor Gisbert, Alicante. Después de dar todos los datos, me llamaron diciéndome que:
- El ordenador no acepta el contrato
-¿Cómo?
-No, a veces ocurre. No sé por qué, pero no podemos hacerle cliente.
Ante eso, decidí averiguar el porqué, lógicamente. Después de decenas de llamadas a varios departamentos que se fueron pasando la patata caliente, una supuesta "jefa" de atención al cliente me dijo que Amena no estaba obligada a hacer cliente a todo el que lo solicitara, así que no había nada que hacer.
Ante esto, y siguiendo instrucciones de la tienda donde solicité la portabilidad, solicitamos la misma de mi número vodafone a la cuenta de mi novia, que tiene contrato con Amena, con la intención -asegurada por la dependienta como totalmente normal y factible- de que, una vez hecha la portabilidad a su nombre, podríamos cambiarlo al mío.
Se puede decir -es así- que tropecé dos veces con la misma piedra. En vez de hacer la portabilidad de mi número de Vodafone, me dieron el V3 con una línea nueva, que, desde entonces cobran todos los meses a mi novia (18 euros de consumo mínimo mensual), mientras yo uso el V3 con mi tarjeta Vodafone (al ser libre), mientras esperamos a que anulen la nueva línea (que jamás solicitamos) y hagan la portabilidad. En esta lamentable situación estamos ya más de tres meses y no hay visos de arreglo.
En Resumen:
-Tengo un V3 de Amena con una tarjetaVodafone
-Están cobrando a mi novia una línea nueva que jamás se solicitó
-No hay manera de que la anulen y hagan la portabilidad pedida
-En la tienda dicen que es culpa de los responsables, que trabajan fuera de la cara al público
-En la atención al cliente nos dicen que no, que eso es problema del punto de venta

Resultado: Los verdaderos responsables están detrás, bien resguardados: Las operadoras tienen las manos atadas, pero son las que se llevan la bronca del cliente insatisfecho. Igual que el punto de venta. Los culpables, a los que el cliente jamás tiene acceso, no se sabe quiénes son, están escudados detrás de este nombre: AMENA.

Un consejo: Si aún no eres de Amena, estás a tiempo de no serlo nunca. Por supuesto, supongo que habrá clientes satisfechos con la compañía (yo no conozco ninguno, pero bueno). No obstante, y ante mi experiencia, creo que es mi derecho como consumidor y mi obligación como ciudadano compartirla con los demás para ayudarles, en parte, a tomar decisiones que podrían llegar a perjudicarles.
sigue leyendo...

10 marzo 2006

Viajando a la Guerra Civil de la mano de Orwell


imagen de las trincheras reconstruidas en el monte Irazo "Los españoles son buenos para muchas cosas, pero no para hacer la guerra". Quizá sea esta una de las principales conclusiones que sacó Orwell tras su corto pero intenso paso por las milicias del POUM en el frente de Aragón. Concretamente, Eric Blair -tal era el verdadero nombre del autor de 'Homenaje a Cataluña'- pasó dos meses, de enero a marzo de 1937, en los montes de la sierra de Alcubierre, en la oscense comarca de los Monegros. Hoy, una brillante iniciativa del Consejo administrativo de esta comarca ha recuperado, en su posición auténtica, una parte de las trincheras donde el genio inglés del auténtico "Gran Hermano" se las tuvo que ver con dos 'rebeldes': el bando Nacional y su antidiluviano fusil Máuser de 1896.

El pasado 5 de mazo tuve la oportunidad de viajar a esta zona gracias a la Organización del VII Congreso Nacional de Periodismo Digital, clausurado en Huesca el día anterior. La visita nos fue guiada por los propios responsables de este imprescindible proyecto de recuperación de la memoria histórica, entre ellos, el alcalde de Alcubierre y el presidente del Consejo Comarcal de los Monegros. Además, en el grupo de visitantes que tuvimos la suerte de contemplar este trabajo, podíamos encontrar a Álex Grijelmo, presidente de EFE; a Forges, genial humorista gráfico; a Pepa Fernández, locutora de RNE; a Andy Young, periodista de la prestigiosa "The New Yorker", revista donde publicaba el tan de moda ahora Truman Capote; y otros periodistas de renombre. Todos juntos escuchamos las palabras de nuestros magníficos guías...

"Entre julio y octubre de 1936 el frente quedó determinado por las poblaciones de
Tardienta, el
auténticas bainas y restos de una mina en los montes de Alcubierreentorno de Perdiguera, Osera, Pina y Belchite. Sin embargo, el 12
de octubre las tropas rebeldes tomaron Leciñena y lograron avanzar hasta el puerto de Alcubierre adueñándose de las posiciones P-1 a P-5 de la izquierda y derecha de la carretera Leciñena-Alcubierre (ver mapa), fortificadas en el límite geográfico de las dos provincias. El resto de los picos, crestas y vaguadas se mantuvo en poder republicano.

La proximidad en ocasiones inverosímil entre los contendientes, determinó abundantes e intensos períodos de combate, como lo prueban los cartuchos, balas, metralla, proyectiles de mortero y de cañón hallados en el transcurso de las excavaciones de esta posición del Irazo. Pero también hubo largas treguas que el escritor George Orwell describe como "la guerra en punto muerto".
"

Hoy es posible visitar esta zona y ver algo más que matas y tierra amarilla. Aunque no suenen los temidos motores de la aviación y las explosiones ya no sean cosa habitual, los sacos terreros, la alambrada, los pozos de tiro, las cuevas y vívacs de ambos bandos están ahí... Todo nos hará dar un paso atrás de 70 años. Para los amantes de la historia española: obligatorio. Para los demás: muy recomendable. Si me quieres escribir, ya sabes mi paradero... (mp3)
sigue leyendo...